Consejos

1. ¡No dejes la música para el último momento!

Contar con un compositor desde los primeros pasos de gestación del corto puede ser muy beneficioso para todos. Envíale el guión, coméntale tus ideas, hazle partícipe del proyecto. De esta manera él tendrá mucho más tiempo para crear el universo musical necesario para contar tu historia. Y quien sabe, puede ser que su música te pueda inspirar a la hora de rodar, dirigir a los actores, crear atmósferas o incluso a la hora del montaje...

2. Intenta crear un equipo estable.

Acostumbrarse a la manera de pensar de una persona no es fácil, requiere su tiempo. Muchas veces, el principal problema con que se encuentra un compositor es entender qué quiere decir el director exactamente. Una vez se conoce la manera de pensar y trabajar de ambos, el escollo más difícil estará resuelto. Así que, en la medida de lo posible, intenta trabajar con un equipo estable en tus cortos o largometrajes. Esto os dará seguridad a todos y os permitirá un trabajo más fluido y creativo.

3. La música cuesta tiempo y dinero.

A pesar de que en el mundo del cortometraje se suele trabajar “gratis”, eso no significa que la música no cueste dinero. Debéis tenerlo muy presente para el futuro, para cuando negociéis el presupuesto de vuestro largo con vuestro productor. Contar con un buen profesional que sea capaz de entender las necesidades dramáticas de las imágenes y traducirlas a notas musicales no es fácil. Muchos años de experiencias y formación son necesarios. Aunque la música pueda parecer una afición, un hobby para algunos, es una profesión muy seria y sacrificada si se quiere ejercer de una manera profesional. No lo olvides: muchos pueden tocar la guitarra o jugar con el ordenador para componer, pero muy pocos saben realmente lo que hacen y pueden darle el toque profesional que tu corto necesita.
A pesar de que contar con músicos reales, desde un solista, pasando por un pequeño grupo de cámara hasta una orquesta sinfónica, también encarecerá el producto, os puedo asegurar que será un dinero bien invertido, que se traducirá en una mejora sustancial de las imágenes y que hará que el corto quede mucho más profesional.

¡Acostumbraros a contar con una partida para la música en vuestros presupuestos!

4. Confía en tu compositor.

Cuantas noches sin dormir pensando en el guión, en tu genial idea, cuanto esfuerzo invertido en el proyecto.... Si es tu creación, ¿porqué debería confiarla a alguien más? No desconfíes del compositor. Puede que estés ansioso por ver el corto acabado, que no entiendas nada de música y te sientas extraño y indefenso ante otro creador que “pondrá sus sucias manos”en tu pequeña obra de arte. Puede que te sientas extraño hablando en términos musicales...Piensa que el compositor quiere ayudarte y contribuir al éxito del proyecto y él es el que realmente entiende de música. Evidentemente, su trabajo está al servicio del corto y debe respetar tus indicaciones y sugerencias, pero eso no significa que no te dejes aconsejar, que le permitas experimentar y aportar soluciones y nuevas ideas. Puede ser que te muestre una solución en la que nunca habías pensado. Como suelo decir, “para borrar siempre estamos a tiempo. Déjame intentarlo y si finalmente no te gusta, lo quitamos”.

5. ¿Con qué formatos suele trabajar el compositor?

El tema de los formatos es cada vez más complicado debido a su diversidad, pero a pesar de los diferentes programas utilizados para sincronizar imagen y música, hay dos formatos que destacan sobre los otros:

- Quicktime

- Mpeg

Envía las imágenes con un código de tiempo impreso en la parte inferior. De esta manera será mucho más fácil el trabajo entre director y compositor a la hora de hacer referencia a algún punto en concreto de la película. Cuidado,¡ha de ser un código de tiempo contínuo y correlativo!¡

6. Equivocarse forma parte del proceso creativo!

El cortometraje es un formato que permite un mayor grado de experimentación, de prueba, de búsqueda. Equivocarse en la búsqueda de un concepto creativo es, en cierta manera, interesante ya que supone probar cosas nuevas, cuestionarnos nuestro trabajo, no hacer siempre lo esperado o lo orrecto, en definitiva, experimentar. 

7. ¿Música de librería o música original?

Pero,  ¿si puedo tener a John Williams en mi corto, porqué necesito a un compositor? Primero, no puedes tener a John Williams...Necesitas tener los derechos y permisos para utilizar la música que tanto te gusta de uno de tus Cds o que has encontrado en internet. Muchos cortos no pueden ir a festivales porque nadie pensó que hacía falta tener los derechos de la música utilizada.

¿Y porqué no utilizo música de librería? Puedes utilizarla, pero te pierdes el proceso de trabajo con el compositor, y en definitiva, utilizar música original hecha a medida para tu corto.

2012 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos